Control al interior del control interno

El control interno, dentro de los marcos institucionales en Cuba, implica a todos. / F  Entre 768 entidades de disímiles organismos implicados en la VI Comprobación Nacional al Control Interno, 50 radican en Cienfuegos. Hasta el 31 de mayo, cada uno de tales escenarios devino objeto de auditoría especial.

El referido ejercicio tiene génesis varios años atrás, incentivado por miembros de la Asociación Nacional de Economistas y Contadores de Cuba. Según reportes de prensa, lo asumieron luego organismos de la Administración Central del Estado. Ello hasta el surgimiento de la Contraloría General de la República, con la misión de ejecutar las acciones necesarias para “velar por la correcta y transparente administración del patrimonio público”; para fortalecer la cultura de control y prevención. Al centro, la legalidad socialista.

“No es ocioso reiterar que nuestros cuadros tienen que habituarse a trabajar con los documentos rectores que emiten los órganos facultados y abandonar el irresponsable vicio de engavetarlos. La vida nos ha aleccionado que no basta con promulgar una buena norma jurídica (…) Es preciso, además, preparar a los encargados de ejecutarlas, supervisarlos y comprobar el dominio práctico de lo establecido (…) No hay peor ley que aquella que no se cumple o no se hace cumplir” -contempla el Informe Central del VI Congreso del Partido.

La revisión en torno a planes, presupuestos, sistema tributario, inventarios, combustibles, nóminas, tecnologías de la información… -diez temas-, acaeció bajo lo estipulado en las resoluciones No.297/03 y No.13/06, inherentes a los ministerios de Finanzas y Precios y el extinto de Auditoría y Control -respectivamente. Mas trajo aparejada la actualización. Los expertos advirtieron si se prevén ya plazos con vistas a la aplicación de aquella disposición que hoy las declara sin efecto: la No.60/11.

A tono con el objetivo primero de la última -el perfeccionamiento de lo legislado frente a una realidad económica cambiante-, las Normas del Sistema de Control Interno así lo definen en el Capítulo I, Artículo 3: “…proceso integrado a las operaciones con un enfoque de mejoramiento continuo, extendido a todas las actividades inherentes a la gestión, efectuado por la dirección y el resto del personal; se implementa mediante un sistema integrado de normas y procedimientos que contribuyen a prever y limitar los riesgos internos y externos, proporciona una seguridad razonable al logro de los objetivos institucionales y una adecuada rendición de cuentas”.

SE ENCUENTRA ANTES SI SE BUSCA

En el territorio sureño conformaron la muestra 18 empresas, 3 organizaciones económicas estatales, 13 unidades empresariales de base y establecimientos, 14 presupuestadas y dos del sector bancario. Su distribución en los ocho municipios pretendió garantizar “una adecuada representación de actividades productivas o de servicios, atendiendo a su importancia o concentración de volúmenes de recursos financieros y materiales”, según el programa.

De un lado… El Sistema Nacional de Auditoría comprobó esta vez en qué medida los máximos jefes, con la activa participación del resto, solucionaron las antes detectadas insuficiencias en la implementación del Sistema de Control Interno. ¡Sobre todo luego de los seminarios impartidos, y en medio de la actualización del modelo económico! -destaca Elsa Puga Rochela, vicecontralora provincial.

Del otro… Junto a las empresas seleccionadas de manera aleatoria para el análisis, sin previo aviso, apareció Glucosa. ¡No por denuncias o indicios de irregularidades! -advirtió en sentido general Gladys María Bejerano Portela, Contralora de la República. Desde el segundo semestre de 2010 a la fecha, como otras, no había recibido la visita de expertos “de fuera” con el encargo de examinar la documentación asociada a varias de sus operaciones.

En opinión del director general, José de Armas Fleites -responsable ante el Sistema de Control Interno diseñado e implementado en dicho organismo-, “esta verificación transcurrió en armonía. Permitió ver con transparencia lo que hemos hecho”, en tanto merecieron la categoría de “Aceptable”.

Alega el funcionario que desde finales de 2008, cuando asumieron el Perfeccionamiento Empresarial, el salto consta entre lo cuantitativo y cualitativo. “Hemos adecuado estrategias (…) En la IV Comprobación logramos la misma calificación de ‘Aceptable’. El trabajo va en ascenso; no sólo porque en enero del año pasado tuvimos una auditoría financiera realizada por nuestro Grupo Empresarial del MINAZ y salimos satisfechos. Desarrollamos autoinspecciones (…) En ese aspecto nos aceleramos bastante durante este primer trimestre.

“Y se ha fortalecido el Comité de Control, integrado por responsables de cada uno de los componentes en las direcciones general y funcionales -Recursos Humanos, Economía y Finanzas, Comercialización y Negocios -, con representación de cada Unidad  Empresarial de Base (UEB) -Fábrica y Servicios (…) A la par, abordamos la promoción de valores; intercambiamos con los trabajadores. Al final, ellos llevan el mecanismo de autocontrol con los especialistas… ¡Muy vinculados con las organizaciones políticas y de masas!”.

Jeovanny Varela Pérez, director de Contabilidad y Finanzas, manifiesta: “Respecto al tema económico, hacemos cosas casi a diario (…) Hemos potenciado la actividad de auditoría; hoy contamos con una compañera calificada, y la jurídica (…) Por suerte, en este departamento la plantilla está cubierta. Además, a partir de un contrato con Desoft, la capacitación sobre el uso de soportes informáticos para llevar los sistemas contables involucra hasta a los almaceneros, a los de ‘Ventas’. ¡Y queremos extenderla!”.

“El control interno no es sólo de un Consejo de Dirección -coincide Daysi Calaña Bilbao, jefa del equipo que auditó en Glucosa. Nos parece importante el debate colectivo (…) En la fase exploratoria realizamos encuestas a funcionarios y trabajadores; al relacionarlas, quedó la visión del dominio sobre la aplicación de la Guía de Autocontrol emitida en 2010, otro objetivo de la VI Comprobación que dio la posibilidad de evaluar la eficiencia y eficacia, desde el cuidado de los recursos hasta el cumplimiento de las leyes”.

Integran el Sistema de Control Interno cinco componentes con relación entre sí: Ambiente y Actividades de Control, Gestión y Prevención de Riesgos, Información y Comunicación, Supervisión y Monitoreo. ¿Por qué implementarlos al dedillo?

El enclave cuya producción inicial al centro sur de la Isla remite a poco más de tres décadas pretéritas, deberá sortear afectaciones dado el anterior procesamiento de un maíz no apto. Al cierre del año en curso, le toca contabilizar un aporte de mil 70 y 900 toneladas de glucosas encimática y ácida, en dicho orden, y unas mil 755 de la llamada maicena -por mencionar tres líneas fundamentales.

“Y el control parte de tener conciencia de lo que tenemos en las manos -expone Rudy Ruiz Medina, quien con 15 años de experiencia labora como operadora de máquina en la Planta de Mezcla Seca. Aquí debemos pesar lo que viene de almacén; chequear al personal ajeno; velar por la clave de asistencia de los reportes; comprobar el peso de las bolsitas. Hay que atender bien a la mercancía; cuando sale a la calle está en juego la reputación de la empresa. ¡Ah, y a nosotros nos revisan los técnicos, del Laboratorio…!”.

“Incluso influye el tema de la salud y seguridad, por la protección: casco, overol, filtros. Unido van las regulaciones (…) Todas las semanas una comisión pasa por las áreas (…) Ven las protegidas, y si se respeta lo establecido (…) Se necesita el vínculo hombre a hombre” -considera Daymí Rodríguez Hernández, operadora agroindustrial en la sección de empaque de almidón.

Añade Isael Ortiz Machado, uno de los jefes de grupo de SEPSA: “Desde nuestras posiciones somos vitales: nos exigen la revisión; el cacheo en la puerta… Y a la mínima incidencia plasmarlo en el libro, reportarlo al jefe de instalación o llamar al director para que determinen la medida. ¡Mirarlo todo!”.

No obstante el resguardo uniformado, Varela Pérez insiste en la significación de la guardia obrera. “Alrededor del 90 o 95 por ciento de la gente acá está comprometida (…) ¡Y la realizan! Si no, las recuperaciones tocan los fines de semana. Se adiciona un operativo diario (…) y cuatro grupos con miembros del Consejo de Dirección (…) Los informes de cualquier irregularidad se discuten”.

¡MANOS A LA OBRA!

“Y a través de las reuniones del sindicato y matutinos se explica el tema; incluso ahora hasta la Resolución ’60’ (…) Los obreros saben: todo lo instituido, desde los reglamentos hasta el Convenio Colectivo, forma parte del control interno -explica Idalia Rodríguez Oquendo, secretaria del núcleo del Partido en Glucosa. Discutimos sobre cómo incide cada cual. Y están los ‘levantamientos de riesgos’, a partir de las características particulares de las áreas y de los criterios de todo el mundo acerca de las cosas que pueden constituir delito. Así se conformó el de la empresa.

“También tienen firmada la responsabilidad material de los recursos a su cargo (…) Cualquiera puede hacer chequeos y dejar la constancia; ¡eso es autocontrol! Nos ha pasado que sucedió algo no previsto, un nuevo riesgo, y lo incluimos (…) El Plan de Prevención sale de la base (…) ¿Qué nos ha faltado? Explicar mejor, con sistematicidad, en qué se emplea el presupuesto”.

Con igual perspectiva de “escaleras arriba” comparan varias fuentes el ejercicio aplicado. Según Elsa Puga Rochela, “a raíz del reordenamiento se incluyeron dos temas nuevos: uno para todas las entidades que cierran, traspasan, fusionan, por los cambios de estructura que están teniendo lugar; el otro, para el proceso inversionista (…) El programa responde al momento”.

¿Ojos a las vulnerabilidades?… “Si no emprendíamos la VI Comprobación, no hubiésemos podido apreciar hasta dónde progresamos, cuánto falta, o hacia dónde encaminar acciones futuras” -subraya la vicecontralora en Cienfuegos.

Con tal orientación, en el documento rector de la cita partidista efectuada en abril quedó plasmada “la importancia que otorgamos a la separación precisa del papel que corresponde jugar en la economía a los organismos estatales, por una parte, y a las empresas por la otra”. En función del fortalecimiento de la institucionalidad, va en ello la posibilidad de “avanzar con solidez y sin retrocesos en la paulatina descentralización” y en busca de la autonomía.

Escrito por: Lisandra Marene

Anuncios

Acerca de lospasosencontrados

Periodista del semanario CINCO de Septiembre, en Cienfuegos. Graduada de la Universidad Central "Marta Abreu" de Las Villas.

Publicado el junio 21, 2011 en Confluencias de vidas y etiquetado en , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: