LA ADUANA Y SUS MISIONES: Transparencias (Parte final)

1.	El control, la supervisión e inspección destacan en tanto misiones para el personal de la Aduana cuyo radio de acción es el Aeropuerto Internacional “Jaime González”, de Cienfuegos. / Foto: Archivo  Pérdidas… Hallazgos… Deviene perceptible incluso entre palabras y voces disímiles: precisas de los antónimos para después subrayar, dos y más veces, nombres-sinónimos en las páginas de hoy. Asimismo para adquirir la capacidad de tachar otros apretando con la debida fuerza, y borrar del papel, a tiempo, trazos a grafito dañinos frente a los ojos.

Entonces al interior de la Aduana General de la República de Cuba constituyen prioridad “una mejor selección del personal, el análisis profundo de su conducta, el seguimiento desde la escuela hasta las unidades a las que se le destina, la asignación de tutores… -advierte Arsenio Fundora Echemendía, jefe de la Unidad Central de Supervisión e Inspección. Como consecuencia, unido a demás perspectivas porque estamos inmersos en el perfeccionamiento de las condiciones de vida y labor (…), a lo largo de los tres primeros meses del actual año no tuvimos incidencias notables en cuanto a un comportamiento cuestionable (…) Sobre este organismo existe un gran acoso; muchos quieren ‘violar’.

“Y no lo negamos; lo declaramos, lo enfrentamos. Yo hago boletines. ¡De los eventos positivos también! (…) Vamos por el camino correcto”.

Así, cual provechoso intercambio, transcurrió hace algún tiempo en Cienfuegos un taller regional con la participación de 50 funcionarios pertenecientes a las dependencias de la Aduana en La Habana, Matanzas, Villa Clara y el territorio sureño. Resaltó a propósito la necesidad de identificar vulnerabilidades; fortalecer el control interno; valorar la responsabilidad colectiva y el entorno; promover el estudio de documentos rectores; y consolidar fortalezas ante deformaciones adheridas a la sociedad actual.

Al aludir a lo implementado a nivel local “para enfrentar”, Serafín Trujillo Amor, jefe de dicha institución en esta provincia del centro sur de la Isla, enfatizó que “de 2008 a la fecha tuvimos sólo dos indisciplinas graves y no constituyeron hechos de corrupción”.

Ronda la idea; se reitera. Los valores, los valores… subyacen en el ejemplo.

SOY LO QUE VES

“Aquella experiencia fue muy importante -insiste Reinier Batista Cozar, desde hace dos años inspector auxiliar en el área de Control a Viajeros dentro del 2.	Reinier Batista Cozar, inspector auxiliar en el área de Control a Viajeros dentro del Aeropuerto Internacional “Jaime González”. / Foto: ArchivoAeropuerto Internacional “Jaime González” (…) Para mí, más que una hazaña. Todo parte de la preparación político-ideológica, de la base en casa”.

¿Y cómo transcurrió la historia, en detalles?

“Ese pasajero llegó al Banco de Revisión donde chequeamos lo marcado desde Rayos X o por el análisis de enfrentamiento. Su equipaje venía identificado con ‘CC’, es decir, carácter comercial, debido a los relojes, pulsas, creyones, bolígrafos, cuchillas de afeitar… ¡y más!

“Cuando empezamos a sacar ya él sabía de su violación. Me ofreció 100 pesos en moneda libremente convertible a cambio de dejarle pasar lo que traía (…) Automáticamente le informé al jefe de turno; éste, a su vez, al de aeropuerto, quien se acercó al viajero para preguntarle cuánto daría. Tras escuchar de nuevo la cifra, procedió el funcionario a indicarle qué representaría: una sanción, una multa, y estaría marcado al entrar o salir de Cuba”.

  ¿Qué argumentos esbozar para explicarle al resto que un funcionario de Aduana ha de responder así, todavía más en las presentes condiciones?

“Primero, mi personalidad no tiene precio (…) Si estoy ahí es para defender la frontera del país, no para aceptar unos billetes convertidos el día de mañana en algo más grave: explosivos, drogas… ”.

  ¿Y te sentiste recompensado por asumir dicha posición?

“Sí. Me reconocieron en la entidad y mis compañeros me elogiaron. Al conocerlo mi familia… ¡vaya, es que ellos saben muy bien quién soy!”.

80 USD PARA MARÍA

Yanet Chau Villavicencio se desempeña como especialista en el aeropuerto cienfueguero. Según dice, “para trabajar en la Aduana tiene que gustarte (…) Cada pasajero es un mundo. Unos se sienten complacidos con el trato; otros, se incomodan al no comprender regulaciones. ¡Pero debemos hacerlas cumplir!”.

Un primer relato la ubica junto a cierta anciana “de regreso luego de visitar los Estados Unidos. Traía exceso de equipaje. ¡Imagínate! ¿Cómo llevarle a razonar, 3.	Yanet Chau Villavicencio, especialista de Aduana en el Aeropuerto Internacional “Jaime González”. / Foto: Archivoa sus 80 años (…) acerca de los kilogramos de más a decomisar pese a un posterior proceso de reclamación? Esos momentos resultan difíciles; y te toca explicar hasta diez veces; le traes medicamentos; velas por que la presión no le suba… Al final, llegó a decirme: ‘De no haber sido por ti no hubiera podido al menos entender’.

“Y en cuanto pones la cabeza en la almohada te percatas: lograste el objetivo. Significa bastante la profesionalidad, la atención directa”.

Transcurren instantes y, cual necesidad inmediata, me remite a la siguiente vivencia: “Hace unos tres meses quizás, a un señor le ocurrió similar. Mientras se encontraba frente a otra inspectora y escuchaba el número de kilogramos que debían ir a retención, a casi un metro de distancia vi un sobre blanco. Lo tomé y leí lo único escrito (…) Sólo quedaba él en el Salón; le pregunté y me agradeció mucho porque se trataba de un encargo a entregar (…) Desde fuera pudiera parecer relevante el devolverlo. Para nosotros, constituye una acción normal; la gente siempre deja cosas entre el apuro o efervescencia del vuelo”.

  ¿E igual de “normal” es, ya entre ustedes, enfrentarse a actitudes contrarias?

“Debes mantener la educación recibida de niña. ¡Complicado; en verdad no hay ‘esto’, no hay ‘lo otro’! Sin embargo, tienes lo principal: una armadura para forrarte (…) y denunciar al momento. Te corresponde pensar: en casa te esperan, te necesitan. Al otro día, volver tranquila al trabajo, a tu deber”.

Escrito por: Lisandra Marene

Anuncios

Acerca de lospasosencontrados

Periodista del semanario CINCO de Septiembre, en Cienfuegos. Graduada de la Universidad Central "Marta Abreu" de Las Villas.

Publicado el agosto 3, 2011 en Confluencias de vidas y etiquetado en , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: