¿Qué llevas puesto?

La vida también ilustra cómo, cuándo, dónde y por qué se asume la moda. / Ilustración: Internet  En el transcurso de las épocas, del pasado al presente, una preocupación ha ocupado parte de los pensamientos inherentes al ser humano. ¿Con qué me cubro del sol o el frío? ¿Podría acaso conquistarlo(a) con este atuendo?, constan cual interrogantes esbozadas a tenor del desarrollo cognitivo, económico, social, político, cultural…

De acuerdo con el juicio de especialistas y no tanto, desde aquellas pieles aprovechadas en la Edad de piedra hasta los jeans en boom, el cómo vestir sugiere también un análisis sobre la base de los términos “deseo” y “necesidad”. ¡Si bien el incentivo principal ya remite poco menos al instinto básico de conservación/protección! Acerca de “estar a la moda”, una idea y concepto cambiantes en función de la Historia, comentan Dianko Menéndez, diseñador de la compañía EXPRESARTE, y la Máster Daily Suárez, psicóloga, en Cienfuegos.

  ¿Cómo se enfoca hoy el abordaje de la temática?

  Dianko: “En nuestro país se ve no siempre según quisiéramos los diseñadores comprometidos: desde los puntos de vista artístico y comunicacional. Porque debiéramos explotar más la moda como vía de expresión para reflejar lo que en verdad somos, ese sentir cubano; y representarnos por el mundo o al interior de la Isla”.

  Daily: “Se trata de un fenómeno psico-social difundido a través de los medios de comunicación masiva (…) En ese sentido promueve imagen, la convencionalizada a partir de qué destaca por estéticamente recomendable, agradable, saludable. Así, la moda se torna cíclica debido a dos componentes: la publicidad por un lado y el consumidor por el otro, a quien se le crean necesidades en cierta medida artificiales. Entonces aparece la dependencia”.

  Y he ahí una cuestión fundamental. Luego, si tenemos en cuenta la época del año, ¿cuántas especificidades devienen aquí visibles durante los meses de junio, julio y agosto?

  Dianko: “Dentro del marco internacional, suelen realizarse las pasarelas que marcan tendencias. Hay dos grandes temporadas: primavera-verano y otoño-invierno; cada una con características marcadas en correspondencia con el clima. El verano resulta muy propio para los colores cálidos y diseños adecuados a las altas temperaturas en esta área del Caribe. Importante: debemos tener presente en qué zona geográfica usar determinado vestuario. Y, al respecto, en ocasiones la gente carece de la orientación precisa  (…) Vemos personas por ahí y, sabemos, andan pasando un calor tremendo mientras piensan que, no obstante, van a la moda.

“Primero, uno tiene que sentirse cómodo con cuanto lleva puesto (…) Los diseños en el caso de Cuba (…), rodeada por mar, han de partir de tejidos vaporosos, sueltos. Las mujeres en estos momentos optan bastante por los vuelos. Los vestidos, en el caso de los extralargos para ir a la playa, holgados, sobre todo de algodón, bambula, gasa. En torno a colores, marchan en la cima de la preferencia el naranja, el verde, tonos azules”.

  Se alude a cuánta repercusión tienen el consumismo y la dependencia si de moda hablamos. ¿Cómo lo valoran?

  Dianko: “Se da más entre adolescentes y jóvenes, pues constituyen el sector hacia el cual va dirigida la mayoría de las campañas. Viven una etapa variable, donde no adviertes todavía conceptos bien definidos y pueden modificarlos con facilidad. Lamentablemente, así se maneja incluso a nivel global.

“¿Cuán favorable sería ello, en mi caso, por ejemplo, ahora en calidad de comerciante o negociante en la búsqueda de mercado? El consumismo ha generado -lo vemos patentizado con la crisis, no sólo en la moda y demás esferas- fenómenos a veces desconocidos o inimaginables (…) Por eso, al menos yo no me sentiría cómodo manejándolos en función de que adquieran en forma desmedida mis diseños. Me gustaría, sí, que los tengan, pero de manera consciente; no que se priven de satisfacer necesidades más básicas para conseguirlos (…) No lo veo solo desde la perspectiva financiera, sino desde mi responsabilidad personal”.

  Y se vincula ello incluso con un matiz identitario…

  Daily: “Aspirar a mantenerse en una renovación constante… Existen en psicología social dos principios relacionados; se refieren a la persuasión y la influencia (…) Si algo se vende mucho, o es novedoso, casi todos lo codiciamos (…) Vemos incluso hasta dónde está ligado el tema a la aceptación en los grupos, al sentido de pertenencia.

“¿Qué sucede además? Algunos, debido a cuanto se divulga (…), tienden en esencia a valorar más al resto por su apariencia y no por su personalidad, por sus valores. Sucede (…) con un énfasis superior en edades tempranas, cuando aún no se da la madurez psicológica (…) Pasa por el proceso de percepción; entonces toca lidiar con esto (…) La ropa que nos ponemos se convierte en espejo de nuestra conducta y sexualidad. Entonces, debemos mostrarnos cuidadosos para no caer en el consumismo. ¡Sería fatal!”.

Escrito por: Lisandra Marene

Material relacionado:

Empieza La vida bailando en Cienfuegos

Anuncios

Acerca de lospasosencontrados

Periodista del semanario CINCO de Septiembre, en Cienfuegos. Graduada de la Universidad Central "Marta Abreu" de Las Villas.

Publicado el septiembre 1, 2011 en Entre dos... !o más! y etiquetado en , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: