Mira dentro, y es posible que entonces… (Parte final)

Ilustración: Ández  Le parecía algo (re)dicha la frase: “Ese día me cambió la vida”. ¡Como plagiada de una canción o novela adscritas al título de “común”; como desnaturalizada! Pero, ¿acaso no construimos toda obra sobre la base de esa repetida cotidianidad? Por eso reconoce su ceguera involuntaria; lamenta la desnuda experiencia precedente; desprecia aquella incapacidad suya para tasar bien desde un ¿simple? minuto hasta el alentador “sube y baja” del pecho.

Confesó haber gritado alto al cerrar la puerta. Fue tras conocer de los hilos con los cuales la gente, incluso desconocida, zurce en la misma tela tan intensas historias. Un testimonio puede también forzarte a pensar: “Ese día me cambió la vida”.

¿El FIN DE TODOS LOS PRINCIPIOS?

Gloria Labrada González ya no intenta retardar el parpadeo frente a los demás; sería inútil, la tristeza se le sale. Tragando duro afirma: “Estoy muy orgullosa”. Porque luego del adiós definitivo al único sucesor varón, cuya edad no sobrepasaba los 35, debió decidir.

“Al principio dudé; tenía miedo, demasiado dolor en mi corazón. Después recapacité -evoca y alude a cuán ‘bien se portaron en el hospital’. Le comenté a (…) mi hija, quien estuvo de acuerdo, y a su papá (…) Ahora tengo siete nuevos hijos (…) Es un pedacito de uno que sigue vivo”.

Hacia 1998 comenzó en Cienfuegos el Programa de Donación de Órganos y Tejidos. Según datos oficiales, la primera del tipo multiorgánica tuvo lugar en 2006 y tal cifra inicial llegó a superar las 22. En el presente, la tasa general aquí ya supera incluso el promedio anual previsto para el país -10 por cada millón de habitantes.

El doctor José Roque Nodal Arruebarruena funge en calidad de coordinador y Según especifica Nodal Arruebarruena, a lo largo de seis años tuvieron lugar en Cienfuegos 68 donaciones -cifra reconocida en el país. / Foto: Cortesía de Perlavisiónasesor provincial de la Organización Nacional de Trasplantes (ONT). A su juicio, los intensivistas, “médicos privilegiados, tenemos la posibilidad de salvar a un enfermo (…) y sacarlo del estado crítico. Mas, si posterior al esfuerzo hace muerte cerebral, nos toca revertirla en vida (…) La de muchos depende de un gesto bondadoso (…) Hay varias formas de imaginar el mañana: algunos esperan por un órgano en casa; otros, dializándose un día sí y el siguiente no, sin más opción que el trasplante; o en terapia intensiva”.

Al respecto, la coordinadora de la ONT en la zona central de la Mayor de las Antillas, Milagros Hernández Fernández, resalta lo imperioso de promover y “hacer conciencia”. “Este constituye uno de los territorios que más lo ha enfocado así. El doctor Roque realmente es un comunicador social”. En tanto muestra, destaca el Bosque por la vida, una iniciativa para agradecer con letras en bronce y verdes retoños a los parientes de los donantes. “¡Por un acto de solidaridad humana, altruista!”.

  ¿Retos?

“Todavía persisten las negativas que, creo, debemos trabajar. Tal vez se deben a la falta de conocimiento; a cuestiones a veces religiosas. En estudios realizados aparecen entre las principales causas. Necesitamos abordarlo sobre todo en la etapa de la adolescencia, en las escuelas (…); proyectarnos (…) Los resultados (…) se ven en el mejoramiento de la calidad de vida. Sin donante no hay trasplante”.

Cerca del 8 o 10 por ciento de las familias cubanas consultadas alegan “no” a “la pregunta más difícil en el momento más difícil” -a juicio de expertos. ¡Cuando, por ejemplo, unas mil 400 personas aguardan en la Isla por un riñón sano! En contraposición, registros del Hospital General Dr. Gustavo Aldereguía Lima dan fe de solo dos respuestas opuestas a la aceptación durante los últimos seis años, entre los indicadores más bajos.

Sí, nuestra idiosincrasia permite apelar a la generosidad -considera Sandra Garcés Guillén, miembro de la ONT y especialista en el tema abordado. Al margen, el además Máster en Urgencias Médicas, Nodal Arruebarruena, admite la influencia de terceros factores para obtener el consentimiento:

“Depende incluso de la labor del personal facultativo en la sala donde existen enfermos graves (…) La gente posee una percepción del servicio desde la misma petición del transporte sanitario para trasladar a un ser querido, hasta el ingreso como usuario. Esto lleva un seguimiento adecuado (…) Yo digo: ‘van echando a una jaba situaciones, en no pocas ocasiones vinculadas con la comunicación, que pudieran considerar maltrato’ (…) Ello influye. Quizás, amén de actuar nosotros por horas, con el diagnóstico final…

“Y efectuar la solicitud lleva sus etapas. Toca conocer cuántos fenómenos ocurren en la fase originaria del duelo; y respetar sentimientos en el choque, la confusión. A continuación, indagar de manera escalonada, con responsabilidad ética y bajo normas jurídicas, acerca de la donación: un derecho y deber cívicos. ¡El médico sí puede servir de gran ayuda en momentos de pesar!”.

¿Recuerda, a propósito, determinada experiencia?

“Las cosas te pasan y sirven de escuela. No olvido mi primer proceso de donación (…) Los familiares tuvieron una tendencia a la negativa; ¡y habíamos desarrollado seis entrevistas! El coordinador decide cuándo para. Ahora, miras para atrás y ves a una niña con un paro, acoplada porque le falló su hígado (…) ¡Un impulso para seguir!

“Llevábamos 24 horas en el diálogo. Esperaban a otro miembro consanguíneo, de viaje fuera de la ciudad. Al llegar ella y verme empezó a llorar; dijo que lo hiciera. Indagué al otro día (…) en torno al cambio de posición. Me contó de una oportunidad, hacía años, en que trajo acá a su compañera de trabajo con pérdida del conocimiento. Yo la había recibido en el Cuerpo de Guardia. Entonces le gestioné el traslado a la Unidad de Ictus del ‘Hermanos Ameijeiras’ y fue operada de urgencia (…) Resultó muy emocionante, conmovedor, saber que no me había olvidado”.

“El mayor protagonismo lo tiene la población. Sin la voluntad humana el programa no avanza (…) El sistema de Salud se convierte en el mero instrumento (…) para permitir la reincorporación de numerosos ciudadanos (…) a la sociedad, al quehacer, a una existencia normal” -enfatiza Juan Carlos Michelena Piedra, especialista en Medicina Intensiva, coordinador nacional de Donación y Trasplante.

EL PRINCIPIO DEL SUPUESTO FIN  

Para Yadiris, expresión del amor auténtico a los semejantes, comenzar en la Enseñanza Secundaria significó más que cambiar de escuela y uniforme. / Foto: Cortesía de Perlavisión   Yadiris Martínez Fernández había crecido a la par del deseo primero de sus padres: una niña sana. Practicaba deportes; asistía a los entrenamientos de polo acuático. En fecha jamás marcada, a cierto decaimiento sobrevino la detección de Hepatitis. De ahí, la angustiosa espera.
“¡Y los médicos dándome fuerzas, ánimo! -relata Regla con la gratitud de quien vuelve a sentir signos vitales que otrora llevara en el vientre como el peso más grato. Ella me decía: ‘Mamá, ¡qué mal me siento!; mamá, no puedo’ (…) Estaban los hospitales circulados para cuando se diera la disponibilidad de un hígado (…) Si no fuera por esto… Nunca imaginé verla de nuevo así (…) De tener la posibilidad, diría a los familiares del donante cuánto les debo” -y voltea para secarse el rostro.

Igual lo siente su nena, previo a cumplir los 12. Resuena en la mente cada detalle. Por estas fechas, en 2010, sufría los riesgos inherentes a una fuerte composición de palabras: opción cero. “He sido sometida a dos operaciones graves, en La Habana -cuenta. La primera fue el 16 de marzo del año pasado (…) Me cogían la vena cantidad de veces; y los sueros, los medicamentos, ardían. En la segunda, del 16 de agosto, peor (dado el rechazo a la transferencia). Estuve un año encerrada. Quería venir pa’ cá a ver a mis amiguitas, mi abuela, mi papi. No podía salir. Ya sí; y paseo”.

Estadísticas reflejan que, períodos atrás, la cifra de sureños sometidos a técnicas preferentes de extracción/sustitución de órganos solía quedar en el número uno. Hoy, aunque en la localidad cabecera solo se emprenden los de córnea y tejido óseo, oscila entre seis y ocho en virtud de un significativo avance del conocimiento científico.

La doctora Hernández Fernández agrega: ”Existe un sistema organizado desde el punto de vista administrativo, asistencial (…) Funciona a partir de un flujograma. Al generarse un donante en cualquiera de las unidades (…), ocurre la comunicación (…) Alrededor de 150 compañeros participan en un operativo de trasplante, lo cual mide la función de una institución hospitalaria, una provincia, una región. Interviene el Sistema Integrado de Urgencias Médicas (SIUM), la PNR, las FAR en el particular de una donación multiorgánica…”.

De forma insoslayable, la rigurosa evaluación transcurre asimismo en las áreas de laboratorio y anatomía patológica. “El procedimiento exige análisis virológicos, para evitar el mínimo contagio al receptor; funcionales, con vistas a comprobar el estado de los órganos en tanto hablamos de una cirugía que puede darse en cuestión de minutos o de horas (…); el examen de afinidad fisiológica o compatibilidad según tamaño y edad (…) Por consiguiente, no hay una cola inviolable; obedece a cada caso” -aclara Nodal Arruebarruena.

Más adelante explica: “El costo económico de mantener a un paciente con insuficiencia renal en régimen dialítico, por citar, es elevado. El del primer año del trasplante en tanto solución, similar. Sin embargo, disminuye con el tiempo y, al apreciar los beneficios de la supervivencia… Alguien sometido a dicha clase de intervención quirúrgica pasa por la calle y no entra al hospital; con medicamentos se controla”.

No en vano, “Cuba pone su voluntad en que programas de (…) primer mundo resulten accesibles para todos (…) El Estado mantiene la voluntad política de asumir el financiamiento (…) Como promedio, se realizan 400 trasplantes de córnea anuales (…) Se utilizan 5 millones de dólares para la inmunosupresión de los beneficiados, a cuantos llegan los fármacos totalmente gratis” -señala Garcés Guillén.

Insiste Regla, y vuelve a estrujar los dedos contra sus ojos: “Hay cosas imposibles de olvidar”.

Escrito por: Lisandra Marene

Anuncios

Acerca de lospasosencontrados

Periodista del semanario CINCO de Septiembre, en Cienfuegos. Graduada de la Universidad Central "Marta Abreu" de Las Villas.

Publicado el septiembre 20, 2011 en Confluencias de vidas y etiquetado en , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: